Podcast & Blog de Sick Tom Toms Music

Feedback

Recibir, pedir, dar

Al crear, muestra tu trabajo. No lo escondas pensando que mantenerlo en secreto dará mejor resultado o que “sólo tú lo entiendes”. Si estás haciendo arte para compartir, compártelo. Enriquécete de las reacciones, puntos de vista y experiencias de otros. Descubre tus reacciones frente a ellos. Abre tu proyecto a ideas que pueden mejorarlo antes de lanzarlo en su versión final. Ábrete al feedback.

El intercambio de feedback es muy enriquecedor. Puede hacer que un trabajo mejore considerablemente e incluso que tome nuevas direcciones interesantes e inesperadas.

Pero también es delicado. Involucra emociones. En el proceso puedes decir algo que no caiga bien o o recibir críticas que te incomoden. Toma el proceso con responsabilidad y enfocálo siempre en el trabajo. Nunca en las personas.

Cuando recibas feedback no lo tomes personal, agradece y jamás respondas. Luego, decide qué tomar de lo que has recibido.

Cuando pidas feedback hazlo a personas con y sin experiencia, siéntate a su lado cuando puedas, no lo hagas con trabajo en progreso y no hables.

Cuando des feedback escucha en silencio, comenta primero lo positivo, sé constructivo y ordena tus puntos de mejora en orden de prioridad.


CUANDO RECIBAS FEEDBACK

No lo tomes personal

El feedback habla de tu trabajo, no de tí. Cuando recibes una reacción positiva o negativa no tiene que ver contigo. No significa que tú gustes más o menos. Recibe los comentarios y dirígelos hacia el trabajo: no te percibas como el blanco, no lo eres. Piensa en lo que oyes: ¿podría ayudar a mejorar tu trabajo?

Agradece

Alguien ha tomado su tiempo para observar, escuchar, analizar y pensar en tu trabajo. Para ayudarte a mejorar. Una actitud positiva y de gratitud forja buenas relaciones. Si reaccionas a comentarios puedes perder futuras oportunidades de recibir ayuda de alguien cuya opinión valoras. Quien da feedback no recibe nada a cambio. Todo es para tí. Agradece por el tiempo, esfuerzo y comentarios. Haz comentarios positivos acerca de lo que recibes siempre que puedas.

Jamás respondas ni des explicaciones

Responder no tiene sentido. Lo que se ha sentido/pensado/opinado no se puede controlar ni cambiar. Sólo tú tienes la capacidad y la oportunidad de aplicar cambios al trabajo.
No te defiendas ni defiendas el trabajo. Cuando tu canción salga al mundo no podrás explicarle a cada oyente que el bajo suena mal porque no supiste ecualizarlo correctamente.
Por último, si luchas contra lo que recibes puede que la otra persona se sienta atacada y pierda motivaión para seguir ayudándote.

Decide más tarde qué hacer con lo que has recibido

Al recibir feedback vas a reaccionar con acuerdo, indiferencia o desacuerdo.
Cuando estés de acuerdo, ¡excelente! Has recibido ayuda valiosa que puedes y quieres aplicar.
Cuando el feedback no te genere emoción, puedes pensar en considerarlo otra vez. Lo has recibido y puede haber algo que no estés comprendiendo. Haz preguntas. Si sigues sin sentir nada, descártalo. Simplemente no resuenas con lo que se ha dicho.
Pero cuando estés en desacuerdo o sientas una emoción negativa frente al feedback, presta especial atención. Aunque no estás de acuerdo con lo que recibiste, tus emociones están hablando. Puede que se toque un punto del trabajo sobre el que tienes dudas. Revisa esa parte y prueba ideas. Algo ahí no anda bien, merece atención y un poco más de trabajo.
Y no reacciones, ¡has recibido ayuda!

Cuando has obtenido feedback que resulta en una oportunidad para mejorar tu trabajo, es tu obligación con tu arte la de aplicar los cambios necesarios para mejorarlo. Si no lo haces, ¿para qué lo pediste?

Una idea de cómo responder al feedback. “Muchas gracias por tomarte el tiempo de escuchar y hacerme llegar estas ideas. Voy a analizarlas con cuidado para ver cómo utilizarlas para mejorar el trabajo”.


CUANDO PIDAS FEEDBACK

Pídeselo a personas con y sin experiencia creando

Las personas con experiencia son muy valiosas porque pueden darte puntos de vista profundos, mostrarte puntos de mejora puntuales e incluso ideas específicas acerca de cambios que puedes probar y aplicar.
Las personas sin experiencia son tremendamente valiosas porque son más parecidas a las personas “normales” que van a escuchar tu música.

Siéntate a su lado

Si es posible, pide a alguien que se siente a tu lado y muéstrale el trabajo. Pídele su opinión.
Recibe sus comentarios, pero también observa a tu oyente. Su lenguaje corporal. Nota si está interesado/a, aburrido/a, si en algún momento hace una cara buena, mala o si pierde el interés. Toma nota de todo. Tal vez un oyente sin experiencia no tenga las palabras para decirte cómo mejorar pero sí un lenguaje corporal que puedes observar y aprender a leer.

Obsérvate a tí. Con un oyente a tu lado vas a notar con mayor detalle las cosas que tú crees que debes mejorar. La mera presencia de otra persona genera una sensación de exposición que agudiza tu criticismo acerca de tu propio trabajo. Aprovecha tu nuevo punto de vista crítico y toma nota de lo que observas.

No lo pidas sobre trabajo en progreso

Si aún ves coas que mejorar o cambiar, no pidas feedback aún. Guárda el pedido para cuando sientas que estás terminando. No tiene sentido mostrar una versión sobre la que sabes que vas a aplicar cambios que pueden resultar en una reacción diferente. Además, si pides feedback sobre trabajo en progreso puede que quieras hacerlo nuevamente cuando hayas avanzado. No pidas muchas veces feedback acerca de la misma canción. No canses a tus feedbackers!

No digas nada

Si pides feedback, es para recibir comentarios de otros, no para hablar. Hacer comentarios antes de mostrar tu trabajo puede generar sugestión acerca de ciertos aspectos o dirigir la atención a elementos a los que de otra manera no se prestaría atención. Deja que el feedback llegue en su estado más puro. En su forma más enriquecedora.


CUANDO DES FEEDBACK

escucha en silencio y descubre el todo

La persona que te está mostrando su trabajo está abriéndose al hacerlo, se está exponiendo. No hagas comentarios hasta haber escuchado de inicio a fin. No interrumpas lo que suena ni lo pauses hasta que termine. La otra persona puede sentir que te interesa más hablar que escuchar. ¡Y tendrá razón!
Cierra los ojos y déjate llevar por donde la música quiera llevarte. Si tienes experiencia creando o mayor habilidad en un aspecto específico de la creación, es posible que te sientas inclinado/a a comentar ese aspecto. No lo hagas. Escucha como un oyente inocente.
Ejemplo: si eres bajista no prestes atención sólo al bajo! Incluso si te piden ayuda con el bajo, escucha y comenta el todo primero. Luego, escucha una segunda vez prestando atención al bajo si es necesario o notaste un problema durante la primera escucha. Comenta sobre el bajo sólo luego de haber tomado una impresión general. Lo que importa es el todo.

haz comentarios positivos primero

Comenta acerca de lo que te gustó. Ayuda al artista a sentirse cómodo. Al comentar aspectos positivos ayudas a generar una sensación de comodidad y apertura que ayudan al receptor a la hora de tomar comentarios acerca de mejoras.

Sé constructivo, coopera

Siempre que sea posible, expresa tus críticas como puntos de mejora, de manera que se puedan utilizar para aplicar cambios concretos. Decir “el bajo no me gusta” no hará sentir bien al artista ni generará motivación para cambiar la línea de bajo. Decir “el bajo podría tener un ritmo un poco más dinámico en la segunda estrofa” puede generar inspiración y tiene mucha más posibilidad de ser recibido positivamente, como una expresión cooperativa. Ponte del lado del artista, siente el trabajo como propio y piensa ¿Cuál puede ser el problema aquí? ¿Qué podemos hacer para solucionarlo?

Ordena tus sugerencias en orden de prioridad

Si no conectas en absoluto con la canción, hacer un comentario acerca de la sonoridad de un platillo es innecesario e irrelevante. Al escuchar, toma nota de los puntos de mejora que observas. Luego tómate un tiempo para pensar cuáles de esas mejoras generarían el mayor impacto sobre la canción de ser aplicadas. Comenta sobre esos aspectos primero. Cuando no encuentres puntos de mejora de gran importancia, haz los comentarios que percibas de menor impacto.

Alex Toms

Tafí del Valle
15 de febrero de 2023


No hay verdad en lo que lees en este artículo, sólo opiniones. Conclusiones y pensamientos sobre lo que observo. Toma lo que resuene. Descarta lo que no. Cuando algo te moleste, pregúntate por qué. No es importante que estés de acuerdo. Sí es importante que reflexiones sobre estos temas. Escucha tu voz y forja tu identidad creativa.

índice siguiente