Podcast & Blog de Sick Tom Toms Music

autonomía y elevación

cómo tomar cualquier decisión

En cada decisión que tomas, tienes dos opciones: hacer lo que sientes o hacer lo que no sientes.
• Lo que sientes es eso que en el fondo sabes que quieres hacer, hacia lo que sientes atracción, hacia donde te llevan tu deseo y tu impulso. Puede que no tengas palabras para explicarlo, puede que no puedas defenderlo en una discusión, puede que incluso tú no estés de acuerdo con lo que sientes, que no te parezca lo mejor, que esté mal. Pero lo sientes. Es tu verdad.
• Hacer lo que no sientes. Lo que los otros hacen, lo que piensas que te conviene, lo que corresponde en el momento, lo que no es loco, lo que cumple con la norma. Lo que está bien.

Lo que sientes está lleno de contradicciones

• Quieres estar en forma. Quieres comer una hamburguesa. No quieres hacer ejercicio.
• Quieres hacer música clásica. Quieres estar a la moda.
• Quieres hacer música cantada. Quieres enviar tu música a un sello discográfico de progressive house.
• Quieres vivir en otros países. Quieres estar cerca de tu familia.
• Quieres trabajar de lo que te apasiona. Quieres trabajar de algo que te dé dinero.
• Quieres ser una persona pacífica. Quieres golpear e insultar a alguien por algo que dijo o hizo.
• Quieres ser fiel a tu pareja. Quieres estar con otras personas.
• Quieres ser una persona generosa. No quieres dar.

Entran la Autonomía y la elevación

La autonomía es tu sensación de que tú has decidido lo que haces. Es una de las cualidades más determinantes en el bienestar general de una persona. Si sientes el impulso de golpear a alguien y decides no hacerlo, no hiciste lo que querías, pero tú has decidido no golpear a esa persona. Tal vez porque no corresponde socialmente, o tal vez porque crees que es lo mejor para tí y para quien tú quieres ser:

Porque consideras que es más elevado.

Consideras que no pegarle a alguien es más elevado que sí hacerlo. Si haces un trabajo que no te gusta mucho pero estás convencido de su impacto en el mundo o de que lo necesitas para ahorrar para hacer eso con lo que sueñas, estás decidiendo con autonomía. Te vas a sentir bien de hacerlo. Si no sientes que decides, si te levantas y vas a trabajar a un trabajo que no elegiste, o comes lo que todos comen porque simplemente es lo que te toca, no estás actuando con autonomía. Y vas a sentirte mal.

cuando sea posible, vé por lo que creas más elevado.

• ¿Estar en forma es más elevado que no hacer ejercicio? Yo creo que sí.
• ¿Hacer música clásica es más elevado que estar a la moda? No lo sé.
• ¿Hacer música cantada es más elevado que hacer la música progressive house que quiere ese sello discográfico, que me gusta? No lo sé.
• ¿Vivir en otros países es más elevado que estar cerca de tu familia? No lo sé.
• ¿Trabajar de lo que te apasiona es más elevado que trabajar de algo que te dé dinero? Nó lo sé.
• Ser una persona pacífica es mas elevado que golpear a la gente? Yo creo que sí.
• ¿Ser fiel a tu pareja te parece más elevado que estar con muchas personas? Yo creo que sí.
• ¿Ser una persona generosa te parece más elevado que no dar? Yo creo que sí.

Cuando no sepas qué es lo elevado, sé autónomo/a.

Haz lo que sientes. Haz música clásica si así lo sientes. Haz música cantada si así lo sientes. Vive en otros países si así lo sientes. Trabaja de lo que te apasiona si así lo sientes.

¿Y por qué?

Ante cada elección hay cuatro situaciones resultantes posibles;

  1. Eliges lo que sientes y te va bien. Quieres hacer música clásica y haces música tan genial que se pone de moda. Quieres trabajar de lo que te apasiona y no sólo lo haces sino que ganas dinero y vives una vida plena dedicando la mayor parte de tu tiempo a eso, haces música cantada y es aclamada. Te vas a vivir a otros países y tu familia te visita constantemente y pasan momentos increíbles juntos cada vez que se ven. ¡Felicidades!
  2. Eliges lo que sientes y te va mal. Haces música clásica y nadie la escucha. Trabajas de lo que te apasiona pero no llegas a tener un buen pasar económico. Te vas a vivir a otro lado y no te gusta o extrañas. Puedes mirarte al espejo y sentir orgullo y decir “al menos esto es lo que yo quiero”. Puedes levantarte al día siguiente lleno de energía a luchar por mejorar. Porque estás alineado con lo que sientes, con lo que te impulsa. Nadie te quita la felicidad de tu tiempo con tu música clásica, trabajando de lo que te apasiona o esos días en el lugar que soñabas conocer.
  3. Eliges lo que no sientes y te va bien. Haces música que intenta estar a la moda, y se pone a la moda. Trabajas en eso que no te apasiona pero ganas bien. Te quedas en tu lugar de origen y compartes y disfrutas de tu familia. Te sientes OK. Tu mente pasa soñando despierto con cómo sería haber hecho lo otro, con eso que querías, con cómo será esa ciudad o vivir haciendo eso que te apasiona. Un bienestar que no se siente del todo bien. Incompleto.
  4. Eliges lo que no sientes y te va mal. Haces música que no te gusta tanto pero con el objetivo de que se ponga de moda, pero nunca llega a hacerlo. Trabajas en eso que no te gusta, pero no llegas a pagar las cuentas. No viajas para quedarte con tu familia y estás lleno de conflictos familiares. Te sientes muy mal. Te deprimes. Estás por un camino que ni siquiera querías recorrer y no obtienes esos resultados que querías o evitas eso que querías evitar. Pierdes fuerzas para levantarte a salir a luchar porque todo mejore, porque no estás alineado con lo que quieres. Simplemente es un camino que no quieres recorrer. El peor caso sin duda.

Elegir con autonomía puede resultar en 1 o en 2. No hacerlo, en 3 o en 4. Tú eliges.

¿Y si las condiciones no te permiten elegir con autonomía?

Esto es una ilusión. Simplemente no estás dispuesto a hacer lo que requiere. Hay personas que arriesgan su vida cruzando de África a Europa en barcazas que pueden hundirse por una oportunidad de condiciones diferentes. Si estás leyendo este artículo con tu teléfono o laptop, tus condiciones son muy superiores.

Y si no vas a hacer lo que requiere, el primer paso será trabajar en generar las condiciones donde lo que sientes es posible. Si no tienes dinero como para vivir de lo que te apasiona, trabaja duro en algo que no te apasiona y ahorra para vivir un tiempo haciendo lo que te apasiona. Haz lo que te apasiona en tu tiempo libre. Aquí se acaban las excusas.

Cuando sea claro, elige lo elevado. Cuando no sea claro, utiliza la autonomía para seguir lo que sientes o para crear las condiciones donde lo que sientes es posible.

Alex Toms

El Corte
25 de febrero de 2023

No hay verdad en lo que lees en este artículo, sólo opiniones. Conclusiones y pensamientos sobre lo que observo. Toma lo que resuene. Descarta lo que no. Cuando algo te moleste, pregúntate por qué. No es importante que estés de acuerdo. Sí es importante que reflexiones sobre estos temas. Escucha tu voz y forja tu identidad creativa.

anterior índice siguiente